El último grito

Los titís respetan el turno de palabra

Esto les diferencia de otros primates y los grandes simios. Investigar su comunicación ayudaría a comprender la aparición de trastornos comunicativos en seres humanos.

Titi cabeza blanca (Saguinus oedipus). Jardim Zoológico de Lisboa Titi cabeza blanca (Saguinus oedipus)

Un estudio corrobora que los monos titís no se interrumpen sino que se turnan cuando mantienen una conversación, a diferencia de los grandes simios. Según las conclusiones obtenidas estos primates se respetan entre ellos, adoptando reglas de conducta similares a las que emplean los humanos y que parecen ser características de los titís.

La investigación publicada en Current Biology, contaba entre sus objetivos con el estudio de los orígenes evolutivos de la comunicación a través de un grupo de titís. Estos animales son sociables y se comunican a través de la reproducción de sonidos vocales, dos características que los asimilan a los seres humanos por encima de otras especies. Según las hipótesis científicas manejadas, estas cualidades harían posible el autocontrol de los individuos así como el respeto necesario para establecer una comunicación reglada. Efectivamente, como destaca Asif Ghazanfar, investigadora de la Universidad de Princeton, estos primates “son muy sociales, mucho más que los chimpancés” y a diferencia de los grandes simios, que no se turnan cuando se comunican, “se respetan y usan reglas similares a las que utilizamos las personas durante las conversaciones”.

En el experimento llevado a cabo a fin de comprobar las teorías de los investigadores, analizando la comunicación entre titís que pudieran oírse pero no establecer contacto visual, se concluyó que estos primates no se comunican a la vez sino que lo hacen siempre respetando un silencio de alrededor de 5 segundos antes de responder a su interlocutor. En estos animales cooperativos, que incluso comparten entre sí el cuidado de las crías, esta cualidad los asemeja más a los humanos que a otros animales, como aves, ranas o grillos, en las que el diálogo mantenido entre individuos está vinculado al apareamiento o la defensa del territorio, como explica Ghazanfar.

Según los expertos, los titís son un “excelente modelo animal” con el que podrían investigarse los orígenes evolutivos de la comunicación vocal, lo que podría dar respuesta a la aparición de trastornos de la comunicación en seres humanos. Aunque humanos y titís proceden de ramas diferentes de la evolución, el estudio evidencia que existen semejanzas en el desarrollo de la capacidad de comunicación verbal, sin necesidad de emplear gestos. Como indica la investigadora firmante del estudio, esto marcaría un hito ya que hasta ahora “las hipótesis gestuales son muy populares [pero] nuestros datos se contraponen a algunas de esas teorías”.

1 Comentario en Los titís respetan el turno de palabra

  1. Es increíble, aunque eso de que en la comunicación se parecen mucho a loshumanos, habría que estudiarlo más detalladamente. Me sé de muchos “humanos” que lo de respectar la palabra de los demás, no lo dominan bien, jajajajaja.

    Un saludo, y sigue así.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*