El último grito

Interacción con animales en el Zoo de Castellar

La atención continua al visitante por parte del equipo de cuidadores y la posibilidad de fotografiarse con tigres, leones o rapaces son las grandes bazas del parque.

La atención continua al visitante por parte del equipo de cuidadores y la posibilidad de fotografiarse con tigres, leones o rapaces son las grandes bazas del parque.

Una de las peculiaridades de este centro de rescate animal es que su equipo, formado por cuidadores y biólogos, se encuentra a disposición de los visitantes durante toda la jornada, listo para informarles sobre las especies o mostrarles más de cerca alguno de los animales, algo difícil de encontrar en otros parques. Pero además, en el Zoo de Castellar de la Frontera la mayoría de los animales pueden ser alimentados por las familias visitantes con pienso y frutos secos que se pueden adquirir en el propio parque. Sin embargo, se agradece que se lleven de casa frutas y verduras variadas que puedan complementar la dieta habitual de las diferentes especies y enriquezcan la alimentación de especies como el lémur marrón, el talapoín sureño, el emú, el avestruz o el arruí.

Interacción con animales

En la zona subterránea, el equipo del parque estará siempre dispuesto a mostrarnos de cerca animales fascinantes como el murciélago gigante, el lagarto barbudo, el erizo pigmeo africano o la serpiente pitón. Además, en una zona habilitada, herbívoros como la cabra o la llama acudirán prestos a jugar con los visitantes a cambio de algo de comida. En la pequeña granja, el guacamayo azul y amarillo, el puercoespín o el conejo, así como otros animales como la ninfa, el periquito o la cobaya, están siempre dispuestos a interactuar con los visitantes. Muy cerca de allí, el curioso lémur de cola anillada se acercará a nosotros siempre receptivo al olor de la fruta.

Pero algo especialmente valorado por los visitantes del parque, es la posibilidad de interactuar y fotografiarse con diferentes especies animales, en algunos casos algo imposible de hacer en ningún otro parque zoológico de España. Siempre bajo la supervisión de sus cuidadores y respetando las necesidades de bienestar de cada animal, es posible hacerse una fotografía con un cachorro de león o de tigre de Bengala, una cría de babuino o grandes aves rapaces como el ratonero de Harris, el búho real o el milano real. Todo ello sin necesidad de efectuar ningún pago adicional y pudiendo usar nuestra propia cámara.

La posibilidad de interactuar de forma directa con especies poco habituales y la excelente atención por parte del personal del parque, más allá de la programación de charlas didácticas, se suman a otras grandes razones por las que merece la pena visitar el Zoo de Castellar. Pese a contar con medios modestos que únicamente proceden de la recaudación de taquilla, el parque cuenta con instalaciones novedosas en España como la visión subacuática en el recinto del tigre de bengala, caminos que permiten a varias especies de pequeños primates recorrer todo el parque o la próxima inauguración del recinto de Simba, el cachorro de león rescatado, que contará con un puente naturalizado por el que los visitantes cruzarán sobre su instalación, o una instalación destinada a peces grandes y tiburones. Por otra parte, una sola visita a este centro de rescate evidencia que destina todos sus esfuerzos, humanos y económicos, en dar una segunda oportunidad que garantice el bienestar a animales provenientes del tráfico ilegal de especies o que anteriormente fueron mantenidos en cautividad en malas condiciones.

1 Comentario en Interacción con animales en el Zoo de Castellar

  1. Un lugar maravilloso el zoo castellar

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*